La operacionalización del amor

Tras ver Amor de Michael Haneke y Like Someone in love de Abbas Kiarostami cabe preguntarse cómo hacer que algo tan abstracto como el amor sea perceptible en un relato. La respuesta puede estar en un método de las ciencias sociales: la operacionalización

Por Rachael Ashe [CC-BY-2.0 ]

Salgo del cine un lunes por la noche y mientras espero al autobús 20 pienso en el título de la película de Michael Haneke que acabo de ver, Amor. Me digo:

“Amor” es “dar de comer en la boca”.

Ya estoy operacionalizandoEs algo que se me quedó de mis estudios de antropología. No es muy ortodoxo pero creo que algunos elementos de los métodos de las ciencias sociales pueden tener buenos resultados aplicados al ámbito de la escritura, sea o no de ficción.

Palabras que dicen mucho y no dicen nada

Esta es una de mis maneras de abordar las grandes palabras, esas que se suceden, unas tras otras, incuestionables. Me refiero a los vocablos que designan nociones abstractas, que se repiten en las páginas de los diarios, blogs, revistas, notas de prensa, desgastándose, siendo muchas veces reduccionistas o, por el contrario, significando tantas cosas, no queriendo decir nada.

La operacionalización y sus ventajas

Para enfrentarnos a los conceptos abstractos, se puede probar con la operacionalización. Vaya, este sí que es un término complejo, pensarás. Se trata del proceso al que se someten las variables de una hipótesis para que puedan ser observadas en la realidad. Consiste en redefinir y descomponer cada noción haciéndola tangible, yendo de las ideas a situaciones concretas. En definitiva, pararse a preguntar qué quieren decir las palabras.

Es domingo por la noche y vuelvo a casa después de la proyección de Like Someone in Love, de Abbas Kiarostami. Aventuro:

“Amor” es “preparar una sopa de gambas” o “un puñetazo en la cara”.

Sin duda otra manera de plantearse este ejercicio o más bien de trasladar la operacionalización al ámbito de la escritura es visualizar el concepto abstracto, llegando incluso a convertirlo en materia narrativa.

Con esto, al explicar, aclarar, contextualizar, proporcionar detalles perceptibles, se mejora la comunicación, los relatos tienen más elementos para ser interpretados, más profundidad y verosimilitud, y se generan lazos de empatía con los que están al otro lado del proceso comunicativo.

Aún le doy vueltas a la propuesta de amor, o su simulación, del director iraní y la manera con que Haneke mostró lo que no se suele ver. La concreción es poderosa.

Anuncios

3 comentarios en “La operacionalización del amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s