Bath más allá de Jane Austen

La estación termal británica está ligada a la figura de Jane Austen, aunque por sus calles pasearon otros ilustres y excéntricos personajes. Hoy Bath es un destino para disfrutar de la cultura, la historia y la naturaleza. Esta es nuestra guía.

The Royal Crescent por Mike Fleming [CC-BY-SA 2.0]

Ninguna ruta literaria por el sur de Inglaterra que se precie omite a Bath. A pesar de que la ciudad de Somerset fue la residencia de Jane Austen sólo durante cinco años, la huella de la escritora se ha convertido en una fuente más que sumar al atractivo de las aguas termales que dan nombre a la población.

A todo ello ha contribuido más The Jane Austen Centre que el hecho que Bath sea escenario de las novelas Persuasión y La abadía de Northanger. El centro organiza cada año un festival que incluye un vistoso paseo con vestidos de la época de la Regencia. Además exhibe algunos objetos, que junto a varias proyecciones, recrean el universo de Austen. La experiencia puede completarse con una visita al salón de té del espacio.

Entre los vapores de Bath

Para respirar la atmósfera literaria de Austen es más recomendable recorrer la ciudad, emular a Catherine, protagonista de La abadía de Northanger, y pasear por The Royal Crescent, una construcción de casas adosadas del siglo XVIII que sigue la forma del foro romano o The Circus, otro conjunto urbanístico basado en el circo. Puede visitarse una casa de la época, el Nº1 Royal Crescent, y un jardín, The Georgian Garden.

Los dos complejos se construyeron por el auge que vivió Bath desde inicios del XVIII, momento en que se dio impulso a las aguas termales con el levantamiento de The Pump Room, un salón donde beber el líquido medicinal y al que acude Catherine para ver si se encuentra con el Sr. Tilney. El lugar todavía existe y se incluye en la entrada a las Termas Romanas de Bath.

Los romanos, y antes los celtas, aprovecharon el agua caliente que bulle del interior de la tierra, un reclamo para la mayoría de viajeros a Bath, también hoy en día, con las modernas instalaciones del Thermae Bath Spa que cuentan con una piscina en la terraza con vistas a la Abadía de Bath. No es de extrañar que Jane Austen definiera la ciudad como “todo vapor, sombra, humo y confusión.”

Las termas romanas de Bath y sus vapores por Greycap [CC-BY-NC 2.0]

Escaparse a la naturaleza

Así pues, vale la pena alejarse del centro, cruzar el río Avon por el curioso puente Pulteney, con tiendas incorporadas, y acercarse si se quiere a una de las cinco casas diferentes donde se alojó Jane Austen, la del número 4 de Sydney Place con vistas a The Sydney Gardens.

Es momento ya de olvidar a la famosa escritora, deambular por los senderos de este parque público del siglo XVIII, ponerse a la sombra de su templo de Minerva y dejar que la mirada vaya más lejos, como si siguiera el canal Avon y Kennet que atraviesa el jardín y por el que se puede navegar.

Otro lugar para escaparse es Prior Park. Situado en una colina a las afueras, fue diseñado por el poeta Alexander Pope y el paisajista “Capability” Brown para la mansión de un político local. Su atractivo principal es el puente palladiano que cruza un lago artificial, pero también encontraréis cascadas, estanques o una cueva a lo largo de este vasto jardín histórico con vistas de foto.

Desde Prior Park, se puede conectar con la Bath Skyline, una ruta circular que os permitirá hacer deporte e historia a la vez en plena naturaleza.

Prior Park por JustinWoolford [CC-BY-NC-SA 2.0]

Beckford y Herschel

Si hay un personaje unido a Bath que eclipse a Jane Austen, este es sin duda el astrónomo William Herschel, descubridor del planeta Urano. En 1781, desde su observatorio en la ciudad, este músico y astrónomo autodidacta de origen alemán hizo el hallazgo que le dio fama mundial.

En el Herschel Museum of Astrology, rodeado tanto de instrumentos musicales como de telescopios, descubrirás la pasión de Herschel por escudriñar los cielos, que compartía con su hermana, Catherine Herschel, cazadora de cometas.

Hablando de pulsiones hay que referirse a William Beckford. Modelo del dandy para el mismísimo Lord Byron, este millonario inglés se dedicó, entre otros pasatiempos, a la arquitectura y a la escritura. De su única novela, Vathek, escrita en francés y luego traducida al inglés, puede decirse que es un cuento árabe gótico surrealista.

Pero para ejemplos de su excentricidad uno puede quedarse en Bath y subir a la Torre Beckford, que construyó en 1827 como retiro para dedicarse a las artes. Desde arriba puede verse el cementerio gótico de las inmediaciones, donde descansa el mismo Beckford.

El cementerio y la Torre Beckford por Mark Turner [CC-BY-NC-SA 2.0]

Gainsborough y Holburne

El escritor también coleccionó arte pero en lo que acumular objetos se refiere le gana el coleccionista William Holburne. Este aristócrata reunió más de cuatro mil piezas entre porcelanas, monedas, sellos, retratos en miniatura, esmaltes, vajillas, cuberterías, libros, muebles o pinturas. Llegó a adquirir alguna falsificación, tal era su ansia.

Hoy su colección puede verse en el Holburne Museum, que ocupa el antiguo hotel construido en los Sidney Gardens. Aquí también puede contemplarse la obra del pintor Thomas Gainsborough, que vivió en The Circus quince años, así como en la Victoria Art Gallery.

Un lugar para ver y ser visto

También encontrarás un retrato firmado por el pintor en The Assembly Rooms, otros salones del XVIII donde se acudía a bailar, hacer vida social y lucir traje. Quizá por eso, en la actualidad, buena parte del recinto es sede del Fashion Museum, que hace una completa revisión a la historia de la moda.

Cuántas intrigas deben de haber oído las paredes de estos salones. Como hemos visto, de historias en Bath, hay muchas más de las que contó Jane Austen.

Si decides dejarte inspirar por Bath, a continuación encontrarás una guía práctica:

Dónde comer

  • Sally Lunn’s: Aquí dicen que se inventó el típico panecillo de Bath, el bun, una especie de brioche. Se trata de uno de los locales más antiguos de la ciudad y expone la cocina antigua dónde la francesa Sally Lunn ideó este dulce en el siglo XVII.
  • Hare & Hounds: Situado a las afueras de Bath, hay que parar aquí de camino a la Torre Beckford para disfrutar de sus impresionantes vistas a la campiña inglesa. Instálate en una de las mesas de madera del patio e improvisa un picnic.
  • The Bath Bun: Pequeña tetería inglesa dónde degustar buns, tartas caseras, scones, galletas o sándwiches. Tienen una veintena de tés diferentes que sirven en porcelana clásica.
  • Bath Farmers’ Market: Cada sábado por la mañana en Green Park Station los productores locales venden su mercancía. Junto a quesos, mermeladas, zumos o frutas encontrarás una gran variedad de comida preparada, desde sopas orgánicas a delicias japonesas o todo tipo de pasteles.
  • The Fine Cheese Co.: Tienda y café especializado en quesos y otros productos selectos en el barrio de artesanos. Sus sándwiches y tartaletas dulces son exquisitos.
  • Same Same But Different: En este restaurante que apuesta por el producto fresco y la preparación artesana tienen además de diferentes menús, una carta de tapas, por si te entra morriña. También puedes ir a desayunar o tomar café.
  • San Francisco’s Fudge Factory: Muy cerca de las termas romanas está esta chocolatería artesana que prepara todo tipo de dulces. Son especialistas en fudge, a base de azúcar y mantequilla. En verano, sirven helados.

Qué hacer

Cómo llegar y alojarse

  • Hay varias compañías de bajo coste que vuelan hasta  Bristol, a diez minutos en tren de Bath. También puedes volar hasta Londres y coger un tren que tarda una hora y media.
  • En Bath existen muchos Bed & Breakfast, pero conocemos de primera mano Brooks Guesthouse, con unos desayunos para chuparse los dedos.

Mapa básico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s